Ya habréis escuchado a un familiar, amigo o vecino que os ha hablado acerca de la preboda, pero…

¿Qué es exactamente una preboda?

Empezaremos por decir lo que no es una preboda. No es vestirse con los mismos vestidos de la boda previamente al día y haceros fotos súper monas, esto se trata de la postboda solo que esta es posterior.

¿Y si nunca os habéis hecho fotos?

Muchos de nosotros, entre los que nos incluimos, nos da un poquito de vergüenza ponernos delante de la cámara y más si se trata de hacer el ganso o de reírnos a carcajadas como a nosotros nos gusta. Es por ello, que empezamos a probar la preboda.

¿Para qué sirve una preboda?

La preboda no es más que una liberación de tensión, de saber que se siente cuando alguien te hace fotos, de saber como quedaréis y de conocernos para que el día de la boda no tengáis ni el más mínimo reparo en pedirnos cualquier cosa que se os pase por la cabeza (no será la primera vez que salimos en coche al hotel por unos zapatos que se olvidaron o que familiares vuestros se vienen con nosotros).

Sabemos que una amistad no se consigue en un día, pero queremos que veáis que hacemos este trabajo porque NOS ENCANTA (con mayúsculas y en negrita) y es por ello qué cualquier cosa que esté en nuestra mano os echaremos un cable.

Dicho lo anterior, el significado de la preboda es el comienzo de una larga historia.

DESPLEGAR & COMENTAR +