SONRÍE Y A VOLAR

¡Hola me llamo Guille y si estáis leyendo esto posiblemente sea el futuro fotógrafo de vuestra boda!
Para no conocernos directamente en persona, el de la foto más cerquita de aquí a la izquierda soy yo con mi futuro perro. ¿Por qué esta foto? porque precisamente en ella se refleja lo que vamos buscando en una boda que os veáis naturales y tal como sois.
Cursando la carrera de arquitectura descubrí el apasionante mundo de la fotografía y compaginándolo con mis estudios empecé a estudiar fotografía a la misma vez, convirtiéndome de esta forma y casi sin darme cuenta en un pequeño arquitectógrafo.
Cual fué mi sorpresa cuando nos aventuramos a realizar una pequeña boda disparando muchísimos clicks dando como resultado ¡Muchas, muchas bodas!
Resumiendo mucho la historia, dejando atrás miles de risas, clicks disparados y muchos momentos emotivos (lo admito me emociono muchísimo en las bodas).
¡Dijimos que la presentación era breve así que vayamos con lo que me gusta hacer pasearos por la web que sois invitados premium!

Yo soy Sara y quiero un pony. A parte de eso, tal como notaréis soy la que aporta la parte más cursi al Ramo Volador.
Todos tenemos algo que nos remueve, que nos apasiona, en mi caso es la fotografía. Empecé a experimentar con una cámara cuando estudiaba en el instituto, pero no fué hasta hace 5 años que emprendí mi camino hacia la fotografía de bodas, que sin duda es hasta día de hoy la profesión más bonita que he podido elegir.
Guille y yo nos conocimos gracias a la fotografía y a veces pienso que por esa razón nos compenetramos tan bien.
Vivimos un tiempo separados por 1.200km de distancia y es por eso que siempre estamos dispuestos a viajar si vuestra historia no se encuentra en nuestro territorio.
Me gusta lo verdadero, la gente sin filtros, las risas y el amor por encima de todo.

NOS PUBLICAN EN