01
-
05

No nos digáis que alguna vez a lo largo de vuestra vida, no habéis visto una boda en la playa. Muchas películas, historias de amor, utopías y novelas tienen como final feliz el desenlace de una boda en la playa y no es de extrañar. Existen playas espectaculares en el que una boda se convierte en una experiencia inigualable para la pareja y para los invitados. Como fotógrafos de bodas en Girona, hemos hecho unas cuantas bodas en la playa, ya que a nuestro alrededor contamos con algunas de las playas mas bonitas de toda España y hemos podido disfrutarlas haciendo lo que nos gusta con nuestras parejas.

En este artículo te vamos a contar todos los puntos importantes que hemos recopilado para celebrar una boda en la playa y que te traiga mas alegrías que quebraderos de cabeza y la puedas disfrutar de principio a fin.

 

Celebrar la ceremonia para una boda en la playa

Aquí es donde para muchas de nuestras parejas comenzaron los quebraderos de cabeza. Aunque en las películas no lo digan y todo sea muy bonito, las playas no se pueden ocupar así porque sí para un evento privado como es una boda. En cada lugar habrá que dar unos pasos diferentes y pagar unas cuantías diferentes dependiendo de lo que tengan estipulado cada ayuntamiento.

Generalmente la forma de comunicarse con el ayuntamiento es mediante instancias genéricas que muchos de ellos tienen a través de su página web si se encuentran digitalizados. Una instancia dependiendo del ayuntamiento es un trámite bastante lento que podrá tardar entre 1 o 2 meses en recibir la contestación. Realizar una visita con el ayuntamiento previo a realizar la instancia, es algo muy aconsejable, ya que te indicarán con certeza el procedimiento a seguir y con ello te asegurarás de que no se pierde la información por el camino y tus nervios se eleven a límites insospechados sin necesidad alguna.

Cada ayuntamiento es un mundo y cada mundo tiene sus reglas. Por lo tanto, tener claro sus condiciones se convierte en el primer punto de partida a la hora de celebrar vuestra boda en la playa. Si no disponéis del tiempo y la logística se os queda un poco grande, os recomendamos encarecidamente que contratéis una wedding planner (aquí hablamos de las wedding planners). Una boda en la playa en logística se suele complicar bastante mas por coordinación, normativas y proveedores. Las wedding planners están acostumbradas a lidiar con estas situaciones. Por esa razón, será una descarga de trabajo vuestro con normativas y os aseguraréis que todo rueda sobre la marcha para que podáis disfrutar del sonido del mar y la arena en vuestros pies.

¿Se puede celebrar una boda en cualquier playa?

La respuesta es no. Hay infinidad de playas y cada una tiene sus propias circunstancias. Muchas playas están dentro de parque natural y protegidas, lo que dificultará su cesión por parte del ayuntamiento para realizar un acto privado. Como hemos dicho antes, todo depende de las condiciones del ayuntamiento. Podemos encontrar dos casos posibles cuando queremos celebrar una boda en la playa y es que en esa playa habitualmente se celebren bodas y tengan el trámite a mano o que quieras alquilarla porque para ti tenga un significado especial.

Lugares donde habitualmente se celebren bodas en la playa

Mayoritariamente suelen ser restaurantes o salones muy próximos a la playa en cuestión donde se celebra la ceremonia. Como realizan bodas en la playa con bastante frecuencia el trámite lo tienen muy a mano y en estos casos el papeleo es bastante ágil, puesto que la parte de ensayo y error se elimina gracias a la experiencia. Se pueden dar dos casos pudiendo celebrar bodas a pie de playa mediante una cesión del espacio, previamente comunicado al ayuntamiento por parte del lugar o mediante vosotros o bien que posea un espacio privado vinculado a la playa.

Estos espacios no suelen estar en contacto con la arena directo. Pudiendo estar en una segunda línea de playa o incluso en altura desde donde poder disfrutar de una mejor perspectiva del horizonte y librarnos de problemas externos a la hora de fotografiar. Como fotógrafos de boda y según la experiencia de las bodas de playa que hemos realizado en Girona, esta opción es la mejor de las dos a la hora de hacer fotos y evitar obstáculos.

Los principales obstáculos son las personas que hay en la playa y las situaciones típicas de playa de espectadores en la ceremonia, gente que pasa y se queda con una camiseta fluorescente y ruidos que distraen de la ceremonia y de la magia de una boda. Cuando el lugar está acotado y en altura, todo esto se soluciona consiguiendo una estética fotográfica mas cuidada y teniendo igualmente la presencia del mar en las fotos.

Por ejemplo, la ceremonia de esta boda se celebró en el Mirador dels Burricaires en Calella de Palafrugell. Es un lugar que disfruta de todas las vistas del mar sin intervenciones imprevistas de personas. Puedes ver esta boda completa aquí para coger ideas.

Lugares donde no se celebran bodas en la playa con frecuencia

Si te has enamorado de un lugar que tenga playa o que esté próxima a ella, celebrar la ceremonia de una boda allí puede ser una auténtica odisea que dependerá de cada lugar y ayuntamiento. En estos casos, por las dificultades logísticas siempre recomendamos que se contrate un especialista para poder organizar y coordinar todos los participantes de la boda, ya que la organización se complica bastante al ser un lugar que no está habitualmente preparado para ello y la burocracia que ello requiere.

La mejor fecha para celebrar una boda en la playa

Tuvimos una experiencia muy bonita en el año 2019 con una boda en la playa que tuvo una ceremonia preciosa e inusual al mismo tiempo. La pareja eligió la fecha para celebrar su boda durante el mes de Diciembre y celebraron la ceremonia de su boda en la playa. A priori, muchas personas se oponían a la idea por el mal tiempo y la pareja acertaron de lleno con la fecha. En España tenemos un clima muy homogéneo durante todo el año y por experiencia propia, lo mismo te puede llover en Julio que en Diciembre. La lluvia siempre es un azar y ninguna fecha está exenta de que nuestra amiga el agua aparezca de imprevisto e irrumpa con su aparición estelar.

Decimos que fue todo un acierto por la foto que acabáis de ver. Esta playa, es una de las playas mas concurridas de Girona y esta postal de invierno sin nadie, en otra fecha es totalmente imposible. Muchos pueblos costeros en invierno son pueblos desiertos donde no hay muchos turistas y sus playas están completamente vacías. Además podéis ver el día que hizo con un sol espléndido e incluso hacía calor. Somos defensores de las bodas de invierno y aquí podéis leer otro artículo en el que hablamos de ellas.

Si os digo que la foto que vais a ver a continuación es un 17 de Julio os lo creeríais, pero es en pleno Diciembre. Diciembre por estadísticas de los últimos años, es un muy buen mes para casarse por la temperatura y los buenos días que hemos tenido. Podéis conseguir acceso a bodas en la playa con mas facilidad en lugares icónicos que, de no ser en ese mes, no podríais ni siquiera plantearlas.

Para un fotógrafo de bodas la luz de invierno también es mas suave y si la ceremonia va a ser en plena playa se agradece esa luz. Normalmente en las ceremonias de playa no hay gran cantidad de sombra y durante los meses de verano la luz puede ser tremendamente molesta, no solo para la fotografía, sino también para vosotros y vuestros invitados pudiendo llegar a una temperatura insoportable.

 

La arena y la decoración en las bodas en la playa

No somos especialistas en decoración de bodas, pero como fotógrafos hemos visto algunas cosas que igual os pueden ayudar y no queríamos quedar sin contároslo. Tened en cuenta que en la playa hay arena. Aunque pueda parecer algo muy obvio no lo es y puede generar ciertos momentos en la boda que os echeis unas risas o bien acabar en el suelo rebozaditos de arena por una caída de última hora.

Si sois patosos, igual deberíais plantear una tarima, aunque sea para la zona central o la zona de los discursos. Andar por arena vestidos de novios puede llegar a ser una verdadera hazaña y podéis probar a ensayar antes del gran día para quitar algo de nervios del cuerpo y disfrutar plenamente de la ceremonia y de la entrada sin distracciones.

En cuanto a decoración, la playa es un lugar natural espectacular y no os preocupéis demasiado por la decoración. Al ser un lugar natural y bonito, para nosotros, lo mas importante es mantener la esencia y disfrutar del lugar en sí. Muchas veces nos preocupamos en exceso de la decoración de estos espacios y eclipsamos la verdadera naturaleza de los mismos que ya son espectaculares de por sí. Por eso, no obsesionarse con una ceremonia sobrecargada creemos que es el mejor de los aciertos para hacer una boda bonita, íntima y especial.

 

La sesión de fotos para una boda en la playa

Si finalmente habéis decidido celebrar vuestra boda en la playa aconsejamos que las fotos se realicen allí y que vigiléis el tiempo de desplazamiento. No sabemos cuantas veces hemos escrito esta frase en nuestro blog, pero por si acaso la volvemos a escribir de nuevo, una boda pasa volando y casi ni te da tiempo a enterarte. Normalmente, cuando se celebra una boda en la playa, posteriormente a la celebración hay un desplazamiento hasta el lugar de la celebración y tener controlado este tiempo es fundamental para que no os perdáis nada y viváis la experiencia con mas plenitud.

Por esa razón, aconsejamos que la sesión de fotos la hagáis en la misma playa donde habéis celebrado la ceremonia. Tambien recomendamos que esta sesión no dure mas de 10-20 minutos, precisamente para que no os perdáis el aperitivo y disfrutéis de vuestros invitados. Con ese tiempo es mas que suficiente ese día para tener un bonito recuerdo de pareja en ese sitio que habéis escogido con tanto cariño para vuestra ceremonia. Si veis que se os queda corto con 10-20 minutos, posteriormente a la boda podéis plantear la realización de una postboda con vuestro fotógrafo, pero el día de la boda el tiempo es oro y lo tenéis que exprimir hasta el último segundo.

El desplazamiento de la boda de la playa al banquete

Muchas veces nos ilusionamos mucho con una localización y no somos conscientes de donde se encuentra realmente. Esto puede ocurrir con las bodas en playas y hay que evitarlo a todo riesgo. La ilusión por un lugar concreto puede cegarnos a la hora de hacer el planning de la boda completo. Como hemos dicho antes controlar el tiempo de desplazamiento es algo muy importante en una boda y si nos decidimos por una playa en concreto buscar el lugar de celebración a su alrededor es algo muy importante. Si no lo tenemos en cuenta y no lo miramos podemos encontrarnos ante la situación de estar separados de un lado a otro de 1 hora y eso en un día de boda se nota muchísimo.

 

Conclusiones de las bodas en una playa.

Una boda en la playa es una de las opciones que nos parecen mas bonitas a la hora de escoger lugar para la ceremonia. Siempre decimos que las bodas se están convirtiendo en experiencias mas que en las tradicionales celebraciones y creemos que los lugares marcan la diferencia si para vosotros son especiales. Cada pareja tiene su historia y es necesario transmitirla con esa naturalidad que os caracteriza como pareja. Sea en la playa, en la montaña o en una masía lo importante es que todo lo que elijáis lo hagáis porque verdaderamente sentís que tiene que ser de esa forma y no de otra. 

Por aquí abajo tenéis una caja de comentarios y estaremos deseando de leeros para poder aclararos las dudas que necesitéis.

DESPLEGAR & COMENTAR +

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies